Añarbe es un hábitat de gran interés biológico y excepcional para la fauna silvestre: el gato montés, la jineta, la comadreja, el tejón, la ardilla, el raspallón gris, el corzo, el jabalí, el pito negro, el pico picapinos, el buho chico, el salmón común,... Varias especies de animales y plantas en peligro de extinción se reproducen, cobijan y alimentan en Añarbe. Los bosques maduros y de gran frondosidad conforman un paraje natural de especial interés (ver folleto).

Reserva forestal

El Ayuntamiento ha sido conocedor de la gran riqueza natural de este entorno del municipio, por lo que en 2009 inició el proceso para consolidar Añarbe como reserva natural. Hoy en día, en Ayuntamiento de Errenteria colabora con el de Donostia (propietario de parte de las tierras de Añarbe) en dicha tarea, así como en la puesta en valor y conocimiento de este entorno. 910 hectáreas del bosque se hallan dentro del término municipal de Errenteria, mientras que las 118 hectáreas restantes (la zona más conocida como Errekabeltz) pertenecen a Donostia. 

La Mancomunidad de Aguas del Añarbe, junto con los ayuntamientos de Errenteria y Donostia han iniciado otra de las acciones previstas dentro de la campaña Añarbe Reserva Forestal, donde se funden bosque y agua, con el fin de dar a conocer Añarbe, como Reserva Forestal y Zona de Especial Conservación perteneciente al Parque Natural de Aiako Harria. Además de notas y anuncios en prensa, se han organizado visitas guiadas. Asimismo, con objeto de poner en conocimiento el vinculo entre el agua que bebemos y Añarbe, se distribuyeron jarras de agua y manteles individuales en varios restaurantes ubicados en los municipios circundantes al Añarbe. Posters informativos y folletos dibulgativos sobre la Reserva Forestal del Añarbe completaron la campaña.

De ruta por el bosque del Añarbe

Una de las más bellas rutas a realizar en este municipio. Es un lugar ideal para pasear por zonas solitarias entre bosques de robledales y hayedos, pudiéndose contemplar así mismo el embalse de Añarbe. En cuanto a la fauna que se puede encontrar, señalar que es propia de ambientes fluviales y húmedos destacando la trucha común, anguila, ezkalo, la rana verde, la rana bermeja, sapos y tritones, la culebra de agua, el martín pescador, el mirlo acuático, el Aarbe1andarrios chico y el turón.

Es el mayor robledal de Gipuzkoa y Bizkaia, donde habitan especies como el corzo, jabalí, gato montés, pico picapinos y variedad de tipos de rapaces.

Se puede al punto de partida en vehículo particular o a pie por la carretera GI-3671, dirección Astigarraga, hasta llegar al barrio de Zamalbide. Se llega al cruce de Venta de Astigarraga, donde se toma la carretera que pasa por el lado izquierdo del Bar Perurena y, 2 km. a mano derecha, junto a una pradera, está la Cista de Langagorri, espectacular ejemplo de cista de la Edad de Hierro.

Continuando todo recto, pasando el Área Recreativa de Listorreta, se llega al Área Recreativa de Barrengoloia, tomando después la pista que sube a Malbazar. Ascenso hasta el collado de Idoiaga, donde se sitúa el restaurante Susperregi. Hay un acceso por el sector sur del Parque Natural también pasando el puerto de Arano dirección Goizueta (Navarra).

Bosque del Añarbe

El alto nivel de precipitaciones y la poca presión humana sobre el espacio, genera la existencia de unos magníficos ejemplos de bosques de hayas y robles de tipo acidófilo. La mancha de bosque es continua alrededor de todo el pantano. También se dan, en menor medida, plantaciones de especies exóticas como es el pino insigne (Pinus radiata), alerce (Larix decidua y Larix leptolepis), falso ciprés o ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana), abeto rojo (Picea abies), etc. Dentro de los bosques de la zona encontramos especies arbustivas muy interesantes como son: Acebo (Ilex aquifolium), arándano (Vacinium myrtilus), etc. Pero la explotación de los recursos naturales por parte del hombre no ha sido siempre la misma. Si ahora la zona sólo recoge usos pastoriles (oveja Lacha) y los dedicados a explotar las zonas de reforestación, anteriormente estos bosques eran utilizados, en gran parte, para la obtención de carbón vegetal. De esta manera, en la zona se conservan importantes ejemplos de plataformas carboneras o Txondorras.

Aarbe erreserba-eremuaOtro aspecto a remarcar es la riqueza en especies animales. Por una parte, se cuenta con especies claramente relacionadas con las aguas de los pantanos y arroyos como es la trucha (Salmo trutta), el piscardo (Phoxinus phoxinus), aves como los zampullines (Podiceps nigricolis), somormujos (Podiceps cristatus), el mirlo acuático (Cinclus cinclus) o mamíferos como el desmán de los Pirineos (Galemys pyrenaicus). Junto a estas especies encontramos animales típicamente de bosque como son el pinzón (Fringilla coelebs), el pico picapinos (Dendrocopos major), el corzo (Capreolus capreolus), la ardilla (Sciurus vulgaris), la garduña (Martes foina), etc.

Embalse del Añarbe

Nos encontramos ante un espacio de gran valor natural con interesantes paisajes, como consecuencia de la propia existencia de una lámina de agua en un paraje boscoso y muy recomendado para paseos tranquilos. Por ello, no se puede acceder o circular con vehículos de motor dentro del terreno perteneciente a la Mancomunidad de Añarbe. Tampoco están permitidas la acampada (sólo vivac), el baño y la pesca.

El inicio de las obras de la primera conducción de aguas desde Añarbe hasta Donostia-San Sebastián se festejó en el año 1896, participando en los actos la Reina regente Mª Cristina. Un obelisco que todavía subsiste en Venta de Astigarraga conmemora tal evento.

El aumento del consumo de agua derivado del crecimiento de la población comarcal hizo necesaria la unión de los municipios cercanos a Donostia-San Sebastián con objeto de enfrentarse mancomunadamente al problema. A tal efecto se formó, en el año 1968, la que se denominó Mancomunidad de Aguas de Añarbe. El abastecimiento a los municipios que participan en la misma se nutre principalmente del denominado embalse de Añarbe (1975), que toma su nombre del afluente del Urumea en el que se asienta la presa.

La elección de la zona de frontera nororiental de la provincia de Gipuzkoa con Navarra para establecer los pantanos de Añarbe, Artikutza, San Antón, etc. responde a un fenómeno climático peculiar. Dicha zona registra elevadas precipitaciones, que llegan a superar los 2.000 mm anuales. Los vientos húmedos del Océano son encauzados hasta esta zona a partir del choque contra la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Por otra parte, el Mediterráneo occidental ha sido considerado, tradicionalmente, como una zona ciclogenética, es decir, generadora de bajas presiones. De esta forma, las masas anticiclónicas cargadas de humedad discurren hacia el Valle del Ebro debiendo pasar por esta zona. Así, estas masas descargan una importante cantidad de agua sobre la zona.

Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4