Desde hace décadas, la influencia que el medio ambiente tiene en el desarrollo de nuestras sociedades ha sido reconocida internacionalmente por diferentes entidades, organismos y agentes sociales. Ya en el año 1987, la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas publicó su informe Nuestro futuro en Común (también conocido como Informe Brundtland), donde se asociaba la calidad del medio ambiente y el desarrollo de las LogoRio20personas como el reto central a abordar en las próximas décadas. Así mismo, dicho informe define el concepto de desarrollo sostenible como aquel que satisface las necesidades del presente sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Desde entonces, ésta ha sido la definición mayormente aceptada a nivel mundial y que sirvió para consolidar el concepto de desarrollo sostenible.

En 1992, se celebra en Río de Janeiro (Brasil) la 1ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (también conocida como la Cumbre de la Tierra o Cumbre de Río). En ella, se alcanza un amplio acuerdo intergubernamental reflejado en diversos documentos, de los cuales destaca especialmente la Agenda 21 (o Programa 21), por ser éste el documento que mayor aplicación y desarrollo ha tenido desde su aprobación en el año 1992. En este sentido, la Agenda 21 se define como un Plan de Acción para trabajar por el desarrollo sostenible a distintos niveles. Centrándonos en el papel que pueden cumplir los entes locales, es importante hacer mención al capítulo 28 de la Agenda 21, donde se indica que muchos de los problemas y soluciones de las que se ocupa la Agenda 21 pueden tratarse de forma más eficaz desde la escala local, constituyendo las autoridades locales un de los entes claves para el logro de los objetivos del Programa 21. Por ello, en su carácter de autoridad más cercana a la ciudadanía, las administraciones locales desempeñan una función importantísima en la educación y movilización del público en pro del desarrollo sostenible.

En lo que respecta a la Unión Europea, y atendiendo a las conclusiones derivadas de la evaluación del Programa 21 realizada por la Comisión de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (la Comisión nació en 1992, para coordinar a nivel mundial los compromisos adquiridos en la Cumbre de Río), en 1994 se celebró en la localidad danesa de Aalborg la 1ª Conferencia de Pueblos y Ciudades Europeas Sostenibles, donde se aprobó la Carta de Aalborg (este documento es firmado por las autoridades locales europeas que desean dar pasos en pro de la sostenibilidad de sus municipios a través de las Agendas Locales 21). Destaca, a su vez, la aprobación en 1992 del V. Programa de Acción de la Unión Europea en Materia de Medio Ambiente "Hacia un desarrollo sostenible", cuyo objetivo era integrar las políticas ambientales en el resto de políticas sectoriales de la Unión. Años más tarde, en 2001, la Unión Europea aprobó su propia Estrategia de Desarrollo Sostenible ("Desarrollo Sostenible en Europa, para un mundo mejor") así como el VI. Programa de Acción de Materia de Medio Ambiente ("El futuro está en nuestras manos").

En 2002, en la 2ª Cumbre de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo celebrada en Johannesburgo, se asumió el compromiso de fortalecer y mejorar la gobernanza a todos los niveles, para lograr, entre otros, la aplicación efectiva de la Agenda 21. Además, a nivel europeo, se presentó el VI. Programa de Acción en materia de medio ambiente, que concreta la componente medioambiental de la Estrategia para un desarrollo sostenible en la Unión Europea (2001).

Trasladando los mandatos establecidos a nivel mundial, así como los de Unión Europea a la Comunidad Autónoma del País Vasco, en 2002 el Gobierno Vasco aprobó la Estrategia Ambiental Vasca de Desarrollo Sostenible (2002-2020). Para llevar a la práctica la Estrategia, se estableció la metodología de los Programa Marco Ambientales, junto con los programas y estrategias temáticas (ej.: Plan Vasco de Lucha contra el Cambio Climático, Plan de Consumo Sostenible, Estrategia de Biodiversidad del País Vasco, etc.). Concretamente, el III. Programa Marco Ambiental (2011-2014) pretende contribuir a cambiar las inercias de los comportamientos de las organizaciones públicas o privadas y de la ciudadanía que inciden de forma negativa en el medio ambiente, y orientarlas hacia una tendencia positiva de mejora del bienestar y de la calidad de vida de la ciudadanía, impulsando una transición hacia una industria más ecoeficiente y un modelo económico sostenible. En este marco, no cabe duda de que Agendas Locales 21 (en adelante, AL21) son una de las herramientas válidas que permiten avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible desde la escala municipal.

La implantación de las AL21 y de las Agendas 21 Escolares (en adelante, A21E) ha sido progresiva y dispar en los municipios y centros escolares de la CAPV. En este sentido, los municipios más avanzados en la aplicación de la AL21 crearon en el año 2002, junto con el Gobierno Vasco, EUDEL y las tres Diputaciones Forales de los Territorios Históricos, la Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad Udalsarea 21. Para entrar a formar parte de la Red es preciso cumplir previamente una serie de condiciones.

En lo referente a la A21E, este programa de educación para la sostenibilidad se comenzó a implantar en los centros escolares de la CAPV en 2003, bajo la coordinación general del CEIDA-Ingurugela (dependiente del Gobierno Vasco), y la coordinación concreta y trabajos de dinamización por parte de los Ayuntamientos.

Documentos de interés:

Noviembre 2019
L M X J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1